¿Quién Soy?

La historia de un fracasado que NUNCA se cansó de luchar

Déjame contarte mi historia, la historia de un fracasado que NUNCA se cansó de luchar. A día de hoy, me encuentro en mi versión 2.5 más feliz que nunca y agradecido de ser quien soy.

Quizás, de las tareas más complicadas a la que nos enfrentamos en la vida es a hablar de uno mismo. Sentarnos delante del ordenador o del papel y contarle al mundo quiénes somos. Aunque, créeme, lo importante no es “quién somos” si no porqué nos hemos convertido en esas personas y cuál es nuestra lucha diaria.

Si me hubieran preguntado hace unos años, hubiera dicho otra cosa por el famoso “que dirán”. Pero hoy, puedo decir abiertamente que sí, soy un Artista Multidisciplinar. ¿Qué quiere decir eso? Te preguntaras. Bien, si buscamos la palabra en el diccionario vemos que dice: Que abarca o afecta a varias disciplinas.” Y precisamente eso es mi definición. Soy Álvaro Pérez García y soy Locutor de radio, Diseñador Gráfico, Fotógrafo, Cinematógrafo, Experto en Marketing Digital, Formador, Emprendedor y un gran soñador. ¿Te parece mucho para solo tener 25 años? Continua leyendo…

¿Te cuento mi historia?

La búsqueda del qué

En mi versión 1.4 me ocurrieron dos de las cosas más importantes de mi vida

En mi versión 1.4 (es decir, 14 años) me ocurrieron dos de las cosas más importantes de mi vida: una de ellas iba a marcar mi forma consciente permitiéndome tener una luz hacia la que dirigir todos mis esfuerzos. La segunda, calaría directamente en el subconsciente marcando mi forma de ser, mi personalidad, mis gustos y lo más importante: las ganas incansables de hacer de este mundo, un lugar mejor.

Pero ¿Qué ocurrió?

La parte bonita de esta historia arranca con un primer amor. Concibo el amor como algo que puede surgir hacia una persona, hacia una situación e incluso hacia una profesión. Precisamente de la que estamos hablando, es de esta última. Nunca había ido a una colonia infantil y, por edad, era una de mis últimas oportunidades para hacerlo. Así que me lance y decidí aprovechar esa oportunidad. Sin mayores intenciones y sin buscarlo, me quede pletórico viendo como un chico, durante el día, podía grabar todas las actividades que realizábamos y durante la velada de la noche, lo proyectaban en el patio para que todos pudiéramos ver nuestra propia película de ese día.
Algo se encendió en mí y supe que “de mayor quería contar historias a través de la cámara como hacia aquél chico”. Así fue como le pedí a todos los monitores abiertamente que me dejaran acompañar a este chico llamado Sergio. El futbol, la natación o el voley no me hacían feliz, pero ese nuevo lenguaje, provocaba algo en mí que me permitió tener un objetivo durante los próximos 10 años de vida. Me había quedado completamente enamorado del mundo audiovisual.

La parte menos bonita de la historia, sucedió durante una clase de lengua castellana meses antes que el fragmento anterior. Como cualquier persona que esta aprendiendo y no logra entender el motivo de algo, levanto muy tímidamente la mano y le pregunto a la profesora el porqué.
Aún a día de hoy, no logro entender el motivo de la contestación de esa chica morena, de ojos marrones y sevillana de nacimiento que me contesto delante de toda la clase una frase que nunca olvidaré: “Tu eres tonto, voy a hablar con el director para que te manden a diversificación”. Después de escuchar eso, me quede completamente en shock. No supe qué responder y me sirvió como gran lección para no preguntar NUNCA MÁS en clase. Es cierto que lo hable con mis padres y días después esta simpática señorita se me acerco, me pidió disculpas y siguió con su vida. ¿Cuál es el problema? El daño ya estaba hecho. Había destruido la poca confianza que tenia un chico tímido y desde un inicio “algo rarito”. A partir de ese momento, las notas cayeron en picado, comenzaron a llegar los suspensos y acabar la enseñanza obligatoria fue cada vez más cuesta arriba.

Que te hagan bullying en el instituto es algo terrible, pero que te ocurra de esa figura que admiras y te esta enseñando… no se lo deseo a nadie. Sin duda, genera traumas y no curarlos o detectarlos a tiempo te marca para toda la vida. ¿Qué aprendi de todo esto? Me llevo un bonito aprendizaje de esa trágica experiencia: las personas, a veces, dicen cosas sin pensar y eso puede tener consecuencias. En mi caso, he sabido reformular mi vida, agarrar esa vivencia negativa y proyectarla hacia el futuro con una fuerza incalculable. Gracias a eso, hoy soy más fuerte, tengo más confianza en mí y “me importa un pimiento” lo que pueda llegar a pensar la gente de mí.

Solo HAZLO, luego ya vemos

“¿Somos capaces de hacer una radio?”

Este breve fragmento se sitúa en mi versión 1.7, algo más maduro pero sin llegar a la mayoría de edad. Junto a uno de mis mejores amigos, decidimos cometer una locura. Durante una de las muchas cenas que organizábamos la pandilla surgió un reto: “¿somos capaces de hacer una radio?”. El reto fue aceptado y nos pasamos durante un mes completo con nuestra propia emisora de radio online. No teníamos ni idea de locución pero la técnica del ensayo y error siempre funcionó y por supuesto, las ganas. ¿Y solo un mes? Sí, solo un mes, porque después de ese corto periodo de tiempo estábamos con nuestro programa propio en una radio FM haciendo felices a las personas que nos escuchaban.

Al cabo de un año, me di cuenta que quizás el mundo de la noche no era para mí y después de cosechar el éxito en ese sector decidí abandonarlo y marcharme. ¡FRACASO! pensaras… No, todo lo contrario. Ese año pude disfrutar de una de mis muchas pasiones, la música. Y desarrollar algo que me iba a acompañar a lo largo de mi vida, la voz. Desde entonces, NUNCA he dejado de hacer radio y cultivar cada vez más mi forma de comunicar frente a los demás, pero estaba claro que necesitaba seguir evolucionando en otros ámbitos.

Avanzamos hasta la versión 1.9, la primera vez que tocaba abrir las alas y alzar el vuelo. No existe un camino fácil, todo tiene un sentido pero acabé en una ciudad que no me hacia feliz y estudiando algo que, a los pocos meses dominaba a tal nivel que podía llegar a dar clase a mis propios compañeros. Ahí aprendi que no todo el conocimiento te lo iban a dar sentado en una silla escuchando a personas con mayor o menor cualificación, si no que, a veces te tocaba mover el culo y buscar eso que has venido a hacer por tu cuenta.

Alma de eterno aprendiz

Y así fue como nació el universo Felinu

No sé si lo mío es obsesión o podemos considerarlo algo normal. Para situarnos en el espacio temporal de la historia, versión 2.1. Llega el momento de crecer pero no quiero hacerlo de la forma tradicional, me obsesiono en dar pasos de 5 en 5 y crecer como si en mi vida llevara un multiplicador del tiempo. El crecimiento personal llegó a mi vida y sin haber llegado a mi objetivo final me encuentro sentado en una silla, visualizando mi futuro en el que dibujo 2 cosas: una de ellas, mi sueño de toda la vida, vivir en Madrid y la segunda, ver uno de mis trabajos proyectado en una sala de cine. Unos meses después de esto, se me enciende la bombilla y pienso “Si me gusta comunicar y adoro la industria fotográfica. ¿Por qué no monto una escuela de formación online sobre fotografía?, esto me va a permitir continuar mis estudios, ayudar a esas personas y sobre todo, a seguir perfeccionando mi fotografía y mi cinematografía” y ahí fue donde nació este maravilloso universo llamado Felinu. A día de hoy, me permite ser quién soy, feliz y sobre todo con unas ganas impresionantes de comerme el mundo. Una simple idea llevada a cabo con ilusión a ayudado a día de hoy a más de 50.000 personas repartidas en más de 100 países. La ilusión y la humildad no la detiene ninguna barrera.

Aprende a decir ADIOS

“¿Qué puede salir mal si ese es tu sueño?”

Si lo ponemos en una balanza quizás es la decisión más complicada ¿verdad?. En este bonito relato me encuentro en mi versión 2.3 con uno de mis sueños ya cumplido: me acabo de mudar a Madrid y estoy estudiando en una de las escuelas de cine más prestigiosas que siempre había soñado. “¿Qué puede salir mal si ese es tu sueño?” Pensarás…  Cierto. Pero, sin preverlo la vida me pone otros bonitos retos que superar.

Había sido siempre una persona con unos ideales muy claros y sin ni siquiera prever tal desastre: Estaba solo, una relación que tras 5 años llegaban a su fin, y como consecuencia la perdida todos los amigos por el camino por no haber sabido apreciar que era lo importante. Por otro lado, acaba de perder a mi ángel de la guarda, mi abuelo.

Pasan unos meses y me digo “Tranquilo Álvaro, que parece que todo sigue su curso y vas a poder vivir POR FIN de lo que más te gusta, el cine” y así fue como estuve compartiendo unas semanas maravillosas dentro del equipo principal de cámara para la serie española “Cuerpo de Elite” producida por MOD Producciones y Atresmedia.

¿Sueño cumplido? ¡¡Si!!… Y entonces, dije: “Llevo 10 años de mi vida luchando por algo que es muy complicado de conseguir y justo ahora que lo consigo, pierdo la ilusión. Parece que la industria cinematográfica no me llena lo que debería”

¡Guau! Tres importantes retos que de venir separados y distanciados ya resultaría complicado superar ¿No? Pues no habia vuelta atrás. Esa fue mi gran oportunidad para crecer, sonreírle aun más a la vida y saber que hasta las adversidades más grandes, se pueden superar sacando esa energía que tenemos todos. Agarré una hoja de papel como si fuera mi propia vida y dibuje con ganas y firmeza una gran sonrisa, siempre me habían dicho que “no hay nada mas peligroso que un cabezón con ganas” y a ganas de comerme el mundo, no me gana nadie.

Encontrar el “para qué”

Me he dado cuenta que no me gusta al 100%

No ha sido hasta el final de la versión 2.4 que he descubierto cuál es mi propósito real y donde encaja cada una de las partes anteriores. No he estado equivocado desde un principio, si no que necesitaba un poquito de enfoque en aquello que me gustaba y que, por alguna razón, no terminaba de ver. 

Me he dado cuenta que no me gusta al 100% el diseño gráfico, ni el mundo cinematográfico, ni siquiera la fotografía. Hoy día sé que mi misión es compartir todos, esos mundos maravillosos que me han tocado vivir. Permitiéndome desde ahí aportar mi gran montaña de granitos de arena, para mostrarle al mundo que la formación: NO es aburrida, NO es monótona y SI se puede aprender jugando. Porqué de una forma u otra, nunca dejamos de ser  esos niños que fuimos. Al fin y al cabo, me encanta ver a los demás felices aunque ello conlleve un esfuerzo enorme por mi parte. 

Déjame leerte una cita de uno de mis mentores, Steve Jobs. Que decía:

“Aquellas personas que están lo suficientemente locas como para creer que pueden cambiar el mundo, son las que lo logran”

En esa lucha por hacer de este mundo un lugar mejor, quiero compartir contigo otro bonito relato. La humanidad, por su forma de ser o usar las herramientas que nosotros mismos hemos creado, estamos destruyendo nuestro planeta. Cada vez el invierno es más tardío, y cada verano aun más caluroso. ¿Qué puedo hacer yo para cambiar la mentalidad de más de 7 mil millones de personas que habitamos la tierra? Pues seguro que mucho más que alguien que ni siquiera hace nada. Ahí fue cuando se me ocurre una nueva locura, que decido emprender arropado por mi propia familia: vamos a convertir mi Almeria, mi tierra natal en la referencia del turismo ecológico de España. Convirtiéndonos en la Comarca Rural con el mayor número de Puntos de Recarga por Kilometro de España. Los Vehículos Eléctricos son el presente y eso nadie lo puede negar, entonces. ¿Por qué esperar más?

Una vez más, me di cuenta que: no importa cuál sea el sector profesional en el que te muevas, tus conocimientos o incluso los recursos que puedas tener en ese instante. No hay nada que no se pueda conseguir con ganas, ilusión, una gran sonrisa y mucha mucha perseverancia. Para mí, esta es la formula del éxito.

Si has llegado hasta aquí, solo me queda darte las GRACIAS y un super abrazo digital. Porque de una forma u otra, ya formas parte de mi vida. 

Me quedo con una frase que dice “Muéstrame tu sombra, La Luz siempre es fácil de amar” y lo que te acabo de contar es la forma que he tenido yo de superar las adversidades o sombras que han llegado a mi vida. Aunque, visto con perspectiva, es gracias a esa sombra que mi luz, hoy día, brilla más que el sol.

Gracias.

Desinstalando Version 2.4 -> Instalando Version 2.5…

Háblame

¿Quieres contarme algo? Mándame tu mensaje por aquí

Política De Cookies

En este sitio web usamos Cookies para mejorar tu experiencia. Pero, ¿Qué son los Cookies exactamente? Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas… Leer Más

Aviso Legal

En virtud de la Ley 15/1999, de 13 de diciembre, sobre Protección de Datos de carácter personal, y lo establecido en la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad… Leer Más